El Legado de los Oníricos

Publicado por JLT en

Bajo la Luz de la Luna

Con el colapsó del Reino de la Esperanza y de los Sueños en 1920, Hipnos, el orquestador detrás de la caza de la energía onírica de los niños del mundo fue destruido por completo por la valerosa acción de los niños del globo, liderados por Nelson de once años en Sudáfrica. Los Dioses caídos que seguían a Hipnos, los cuales son Morfeo e Inguma no les quedó alternativa más que aceptar su derrota y volver a la Dimensión del Caos con la esperanza de que el Señor de la Oscuridad no los castigará por desobedecerlo. El Olímpico Luxandir abogó por su compañero Morfeo, y ambos fueron perdonados ya que poco le importaba al Señor de la Oscuridad lo que hicieran basuras como ellos dos.

A finales de la Guerra Fría, Morfeo e Inguma encontraron una oportunidad para adentrarse en la Dimensión Madre con el propósito de encontrar una forma de escapar del planeta y volver a su hogar, violando las reglas que ellos aceptaron al ingresar a Terra Gaia hace más de diez mil años, ya que no pueden salir sin autorización de Gaia. La organización de cazadores de almas conocida como “La Corte del Lobo” que residen en Inglaterra y manejan a su personal por todo Europa hizo un pacto con ambos Dioses Caídos, les ofrecieron la forma de acceder a la Dimensión Madre, pero en cambio tenían que destruir a la DMMIFP (División Militar Mundial de Investigación de Fenómenos Paranormales) con cede en Italia, organización que le precedió a la ATCWC (Advance Tactical Combat for World Crisis).

Usando sus poderes sobre el control de los sueños, ambos Dioses Caídos aprendieron todo sobre la DMMIFP al adentrarse en los sueños de los trabajadores de la cede en la ciudad de Milan. Encontraron que la persona a cargo era Ayaka Kato, por lo que se propusieron atraparla en un sueño eterno para que la división quedará sin líder y aprovechar sus conocimientos y exponer sus secretos a la Corte del Lobo.

Su plan dio éxito, Ayaka cayó en coma y los Médicos no supieron encontrar la razón por semanas, hasta que El Consejo les pidió a los Protectores de Gaia su ayuda. El poderoso Razael encontró que la razón de su coma fue por las acciones de ambos Dioses Caídos. Tanto Alexander Morningstar como los Protectores de Gaia aceptaron la petición de El Consejo para que la DMMIFP se hiciera cargo de ambos Dioses en desgracia, ya que habían logrado diseñar trajes y armas capaces de destruir a Dioses menores, aunque Razael no estuvo completamente de acuerdo con la decisión, por lo que escondido acompañó al equipo de la DMMIFP el cual era liderado por un soldado veterano de la Guerra Fría, el Polaco Aaron Blackbourne.

Sin saber lo que les deparaba, el equipo de Blackbourne conformado por 27 Soldados de élite veteranos de la Guerra Fría irrumpieron en las instalaciones subterráneas de la Corte del Lobo en las afueras de Manchester. Ambos Dioses caídos se encontraban escondidos, explotando la mente de Ayaka desde la distancia. La Corte del Lobo conformada por entidades oscuras que siguen a su Señor en la Dimensión del Caos lucharon contra el equipo de Blackbourne, pero las armas y los trajes lograron darles una ventaja abismal, además de que el Intris-Presídium logró que pocos soldados fueran asesinados.

Al llegar hasta lo más profundo del complejo, ambos Dioses salieron de sus trances para enfrentarse al equipo de Blackbourne; se rieron en primera instancia, pero cuando Blackbourne disparó su arma en contra de Morfeo y logró herirlo, ambos Dioses vieron que la amenaza era real. Fue una batalla desbalanceada, Morfeo e Inguma lograban destruir sus trajes, aunque con cada disparo perdían más y más su vitalidad hasta que intentaron regresar a la Dimensión del Caos al no poder seguir, pero Razael se los impidió y aunque Blackbourne y su equipo no supieron de su presencia, ambos Dioses sí supieron y se rindieron al reconocer que no tienen oportunidad en contra del Campeón Protector de Gaia que hasta el mismo Señor de la Oscuridad le teme tanto por su poder que se equipara al brillo de las Estrellas.

Ambos Dioses caídos fueron llevados hasta un bunker secreto en Rusia, el cual tenía la capacidad de retenerlos ya que nada en el hemisferio occidental podía. En todo el camino fueron custodiados por los Protectores de Gaia, haciendo imposible que ambos Dioses pudieran escapar, eventualmente Luxandir se les unió y les declaró su decepción absoluta. Por años ambos Dioses se mantuvieron atrapados en las montañas hasta que en 2005 fueron liberados por un descuido de los guardias del bunker.

Regresaron con la Corte del Lobo, pero ahora con su sede en Barcelona. Desde entonces se han mantenido escondidos de la ATCWC, la cual fue fundada en Enero del año 2000. Con temor a que los Protectores de Gaia los pudieran encontrar, ambos Dioses mantuvieron un perfil bajo, aprendiendo de nuevo sobre quiénes son los que mueven los hilos de la humanidad hasta encontrar una forma de escapar del planeta. Ese mismo año a través de la Corte del Lobo, un grupo de entidades amorfas nacidas de las pesadillas de la humanidad lideradas por la encarnación divina de los muertos de los últimos años, el nuevo Dios de la séptima humanidad, Telarion, se aliaron para obtener más poder del que ya tenían. Dejaron La Corte del Lobo ya que temían que Luxandir se pudieran enterar de la nueva alianza, y junto con Telarion fundaron el grupo El Legado de los Oníricos.

Con el pasar del tiempo obtuvieron más adeptos a su causa, ambos Dioses lograron mentirle a Telarion sobre que su objetivo era obtener el poder suficiente para revelarse ante Gaia y sus Protectores. En 2008 ambos Dioses lograron cruzarse con Blackbourne, aunque se mantuvieron ocultos por temor a que los reconociera. Planearon asesinarlo ya que era un problema muy grande para sus objetivos, pero cuando irrumpieron en su casa, Morfeo decidió no matarlo sino destruir su espíritu lentamente hasta que muriera, por lo que Telarion infectó el alma de la hija de siete años de Blackbourne.     



Si te gusta nuestro trabajo por favor recomiéndanos y comparte: